HORUS

Investigación y experimentación
con CubeSats

La misión Horus es el proyecto del UPC Space Program dedicado a los CubeSats que tiene como objetivo investigar y optimizar cada proceso relacionado con la fabricación de un CubeSat, junto con el rendimiento de la misión, para crear un satélite plenamente operativo. Este proyecto se lleva a cabo en colaboración con el equipo de investigación de nano satélites de la ESEIAAT.

Los CubeSats son pequeños satélites que se han convertido en una gran alternativa para los satélites situados a la órbita baja de la Tierra. Sus dimensiones estandarizadas se corresponden con un cubo de 10x10x10 cm y su peso no debe superar los 1,33 kg. La mayoría de ellos, por eso, ni siquiera llegan a los 2 kg, y, es precisamente por eso, que su lanzamiento es más barato y asequible que el de los satélites convencionales.

Horus tiene objetivos a largo plazo a través de departamentos de investigación relacionados con la actuación del CubeSat de la misión. Esto implica el control de la misión y la propulsión. A causa de la enorme cantidad de desechos espaciales a consecuencia del creciente número de satélites que orbitan alrededor de la Tierra, los CubeSats siempre están amenazados por potenciales grandes colisiones en zonas bajas de la órbita terrestre, así que encontrar las mejores trayectorias a través de simulaciones es una necesidad real y tienen que ser apoyados por sistemas de propulsión que sean capaces de hacer cualquier ajuste necesario. Por el hecho que un CubeSat no permite ningún propulsor de combustión, el equipo está aprendiendo sobre sistemas baratos de alta tecnología como el RIT (Radio Frequency Ión Thrusters).

Es importante remarcar que los satélites son probados en el laboratorio en una estructura diseñada e impresa en 3D por los propios miembros, en ningún caso son enviados a órbita dada la alta complejidad del proceso para conseguirlo.

Misiones

Selene

En el primer proyecto de Horus, Selene, se investigan y prueban las comunicaciones entre CubeSats mediante sistemas láser (tanto el hardware como el software para la prueba de transmisiones está hecho por los propios miembros de la misión). Las capacidades de orientación pueden ser implementadas gracias a los sistemas de control de posición, que pueden modificar la orientación del nano satélite alrededor de su propio eje para conseguir estabilidad en cualquier de los tres ejes. En relación con el láser para las comunicaciones, los torques magnéticos son la opción más eficiente dada su capacidad de utilizar el campo magnético de la Tierra, la intensidad de la cual puede ser mesurada por los torques para determinar la orientación del satélite. Basándose en esta información, los motores magnéticos crean un momento de inercia que hace girar el satélite.